Anuncia en La Revista Diversa

viernes, 23 de septiembre de 2016

Entrevista: Elmer Bäck

De origen finlandés, Elmer Bäck es un actor a quien le encantan los desafíos, por eso no dudo en aceptar el rol del brillante director ruso Sergei Eisenstein en el filme de Peter Greenaway "Eisenstein en Guanajuato" y meterse de lleno en su piel. El filme tuvo críticas buenas y malas pero sin lugar a dudas la actuación de Elmer no pasó desapercibida para muchos.

"Recuerdo que quería ser actor desde muy niño, siempre lo tuve claro, tengo una prima y una hermana actrices, un tío mago y mi abuelo escribía obras de teatro, así que fue muy natural ser actor porque siempre estuvo en la familia. Mi padre es doctor y madre es filósofa".

Con cerca de cinco millones y medio de habitantes Finlandia es un país que la gran mayoría relaciona con el frío, el invierno polar, la aurora boreal, el sol de medianoche y por supuesto el sauna. Elmer vivió toda su vida en Helsinki, una ciudad a la cual considera muy segura, con una buena educación gratuita para todos y todas. 

"La gente de mi país es agradable pero muy reservada, no son muy sociables con gente que no conocen. Estudié en la Escuela de teatro de Helsinki, una escuela muy física. Pertenezco a un grupo de teatro desde hace quince años, hemos viajado a varios festivales de arte en Europa, así que decidí mudarme a Berlín porque es un lugar donde se hace mucho arte experimental y me gusta mucho, es un buen lugar para trabajar y vienen de todos lados del continente". 

Elmer fue a un casting en Copenhague y luego a otro que la producción del filme hizo en la búsqueda del actor ideal para el filme. La búsqueda de un actor ruso había sido infructuosa para Greenaway, así que finalmente se decidió por un actor nuevo. Lo primero que hizo Elmer fue verse todas las películas de Eisenstein, las de Peter y tres biografías acerca de Eisenstein que le dieron un panorama completo. Le gustó mucho el guión por las formas visuales y tuvo que aprender ruso, con todo eso estaba más que preparado para el reto.

"Muchos dicen que Eisenstein fue un payaso o muy gracioso, pero todos coinciden en que fue un excéntrico, temperamental, apasionado, como un niño a veces. Creo que Peter quiere transmitir la idea de cómo Sergei va sintiéndose más cómodo con su cuerpo y su transformación en un ser humano, es acerca de la pasión y la verdadera persona que él era". No existe un testimonio del director ruso acerca de su homosexualidad, pero todo apunta a que lo fue. De hecho el filme de Greenaway viaja entre la realidad y la ficción, aunque lo cierto es que Eisenstein viajó a México en el año 1930 para rodar un filme cuya edición final recién pudo completarse en 1979. El ruso permaneció diez días en México, días de libertad lejos del régimen soviético estalinista que lo permitieron, en imágenes de Greenaway, vivir en carne propia el sexo con otro hombre: Palomino Cañedo, quien no solo fue su guía sino el hombre que le quitó la virginidad.

"Las escenas de sexo fueron difíciles porque estar desnudos implica bastante vulnerabilidad, pero hablamos mucho previamente, todo fue muy intenso, la película completa representó un desafío para mi. Eisenstein fue todo un intelectual viviendo en un ambiente como el ruso de la revolución que se tornó represor por eso en México encontró la libertad de su cuerpo. En el caso de las películas de Greenaway a las personas les gusta o no". 

Elmer la pasó muy bien rodando un mes y medio en Guanajuato. Le gustó tanto que ha regresado tres veces, le gusta la gente porque siente que está más viva, su cultura e historia apasionada. 

Libertad y derechos. "Finlandia es un lugar muy abierto en cuanto al tema gay o LGBT o queer, Tenemos la marcha del orgullo, no es un problema, hay bares gay, clubes, es muy abierto. Yo he estado en el gay pride, así como en Berlín. No soy activista pero tengo un montón de amigos gays y por supuesto apoyo la causa por la igualdad. En Rusia está muy mal el tema gay. La violencia es parte de la vida, nada es completamente seguro, es triste que haya ataques y racismo, Helsinki es tranquilo pero Alemania es diferente toda Europa está movida. Yo no creo en la iglesia".

No tiene ídolos en el cine, pero si puede mencionar algunos nombraría a Phillip Seymour Hoffman y Daniel Day Lewis, le gustó trabajar en su primer papel con un director como Peter Greenaway porque le dio espacio para que viva su papel. Ahora mismo está haciendo mucho teatro en Berlín pero le encantaría, de presentarse la oportunidad, el trabajar en cine y TV. 

Durante la entrevista fue una sorpresa descubrir que Elmer habla español. "Puedo hablar español y entiendo casi todo. Tengo un maestro de español en Málaga, he estudiado como siete meses dos veces por semana. Me gusta mucho este idioma. Estoy a punto de salir del curso intermedio. Si me ofrecen un papel gay lo haría con mucho gusto de nuevo. Cuando llegué a Ciudad de México me pareció muy grande, porque Helsinki es pequeño. Tuve un poco de miedo porque no sabía nada. Me quedé en La Roma, un barrio bueno, caminé un poco. Luis Alberti, mi co protagonista en la película, me llevó por la ciudad. Guanajuato fue más fácil".

De cine mexicano conoce "Y tu mamá también" y "Amores perros", en España Almódovar, "Relatos Salvajes" de Argentina y "El abrazo de la serpiente" de Colombia. Acerca del Perú conoce un poco la historia de los Incas y el Cuzco, pero solo eso. De nuestro país no ha visto ningún filme pero prometimos enviarle algunos, lo que agradeció con una gran sonrisa. 

 "Ser actor es estudiar al ser humano, entenderlo, por eso es interesante, he aprendido la fuerza de la sexualidad, de la pasión, del amor, es muy fuerte, intenso. Y es horrible no poder expresarlas. No son cosas intelectuales sino emocionales".

Chile Gay: Juan Pablo de La Hoz

De que su país todavía se encuentra rompiendo prejuicios y estereotipos, Juan Pablo de La Hoz lo sabe muy bien porque su libro "Chile Gay" tiene precisamente ese propósito, el de no callar y visibilizar esas historias que nadie se atreve a decir o que nadie se imagina porque todavía no se hicieron visibles. Juan Pablo, escritor y periodista chileno es el culpable y se lo agradecemos porque Chile Gay es un libro valiente que no le hará mucha gracia a la homofobia. 

Como periodista y gay estaba decidido, por eso documentó cuarenta testimonios de vida, luchas, deseos, amores, derrotas y triunfos de otros hombres como él. Un trabajo de investigación que le costó mucho tiempo pero con cuyo resultado está satisfecho y feliz. 

Salir de tu ciudad natal Quilpué en busca de un futuro y sin mirar atrás. Juan Pablo no nació en la capital, sino en provincia donde no pasaba nada. "Mi infancia se caracterizó por una falta de carencia afectiva y material, entonces como que siempre fue difícil el camino, pero hubo un momento a los veinte años en que ya no aguanté más y me voy a buscar la vida a Santiago porque es el único lugar en el que no puede dedicarse a las "comunicaciones" y cambiar de lugar para que todo resulte. Como que me cansé así que tuve que hacerme cargo de mi vida y luchar por un cambio".

Juan Pablo escondió lo mejor que pudo su orientación sexual, ¿cómo no hacerlo en un pueblo conservador? Todo es un proceso, está latente en cada ser humano y uno se da cuenta a veces muy temprano de que es diferente a los demás, aprendes a vivir con ello y exteriorizarlo de a pocos. No era de un día para otro, sobretodo porque Chile era otra hace veinte años, donde no se hablaba de la homosexualidad y si se hacía era en sentido peyorativo y como si fuera un pecado. 

Ser uno mismo en libertad. "Me asumí al cien por ciento a los 23 años, luego se lo hice saber a mi mamá que es la persona más cerca a mi. En Santiago viví a lo máximo, me porté pésimo pero la pasé muy bien, pude conocer y explorar, ya no existían presiones ni miedos o tabúes si quería acostarme con medio mucho lo hacía. No tenía que darle explicaciones a nadie más que a mí mismo. En esa época en Chile vivíamos una sociedad de mierda, machista, retrógrada que era como la inquisición, luego uno se da cuenta que la vida no puede ser así, la vida no es para ocultarse sino le haces daño a nadie de manera premeditada". 

Por esos años en los ochenta pertenecer a un grupo o colectivo LTGB activista era como un estigma, así que su aprendizaje se da yendo a discotecas o bares, fue allí cuando se le abrió el panorama de lo que significaba ser gay en Chile, ser una persona a la cual se le podía discriminar fácilmente. 

Sabe lo que es pasarla duro trabajando en algo que no te gusta, porque se tiene que sobrevivir y pagar las cuentas pagarse la comida el día a día. Fue boletero de teatro, de mozo en restaurante, de modelo para fotografías publicitarias. Porque había que comer y después de cinco años de haber llegado de su pueblo entró a la universidad. 

"Ser gay en Chile ahora es mucho más fácil entre comillas porque hay todavía homofobia y discriminación, en cuanto a los derechos gay ha sido un proceso natural, ahora la gente está más dispuesta a hablar del tema. Rolando Jiménez fue uno de los primeros en dar la cara, lo respeto sobre manera, luego se fueron estableciendo organizaciones y personas. La unión civil no es lo mejor desde mi punto de vista, pero fue un avance. Ya se viene el Matrimonio Igualitario que es la igualdad completa".


Chile Gay. El proceso de entrevistas partió en octubre del 2012, y tras casi tres años, en septiembre del 2015 se publicó con muy buena acogida del público. Siempre tuvo en mente plantear el libro como una investigación periodística, con el testimonio de chilenos de diferentes edades y ver ese contexto político, histórico y social. No fue tan fácil que las personas puedan dar su testimonio, hubo que desarrollar mucho la confianza de que él iba a ser muy profesional con la información de sus vidas que le estaban contando porque abrir el corazón a un desconocido no es nada fácil. 

Familias diversas. "Yo siempre he querido ser padre, por adopción o por vientre de alquiler, no lo sé, por eso es que uno de los testimonios que me tocó fue el de un muchacho que se fue a Australia, porque ahí pudo tener la familia que siempre quiso y que aquí no la tendría. Ahora tiene cuarenta años y pudo realizar su gran sueño. 

Democracia en las redes, activismo, derechos. "La inmediatez de las redes sociales ha ayudado mucho a que estas historias se conozcan, que no sean un gueto sino que salgan a la luz, y ahora los medios de comunicación hablan del tema. Ya no se caricaturiza al homosexual, una especia de ofensa al otro que no se notaba tanto pero ahora el cuestionamiento social es fuerte. Lamentablemente con el crimen de Daniel Zamudio y la posterior ley anti discriminación se dio más visibilidad. En el activismo pienso que los extremos no ayudan como ser totalmente radical, no hay que normalizar el ser gay sino las cualidades que son propias del ser humano. Yo nunca he sido militante pero si he apoyado las causas". 

En noviembre Juan Pablo parte de gira con el tema LTGB conferencias en las que mediante la conversación se discuta de cómo se vive en esos países y desarrollar una mejor sociedad, piensa que le tomará un año el ciclo de charlas por España, Estados Unidos y Latinoamérica, posteriormente algunas capitales de América del Sur. Por eso está tocando las puertas de algunas empresas que ayuden como sponsors y pueda sacara adelante el proyecto. "La diversidad es un valor y las empresas se están preocupando por incluirlo, vamos por buen camino. Ahí tienes marcas como Doritos, Pepsi y muchísimas otras más".

Si le preguntamos de libros y películas, trata de leer y ver mucho cine. En cuanto a lecturas nos refiere "Mientras Inglaterra duerme", las obras de Simonetti. O películas como "Shelter" sobre los gay surfistas.

Ahora vive su soltería lo mejor que se pueda: "Uno con el paso del tiempo se va poniendo más mañoso, disfruto harto de mi soledad, pero claro de pronto hay momentos en que uno necesita un partner para ciertas cosas pero yo estoy súper tranquilo en el sentido que me va bien. Pienso que mi vida no está aquí sino en otro lado". 

"A mis 35 años huelo a la gente con malas intenciones, o negativas, ahí duro bien poco, me alejo, al hombre gay chileno en general le falta mucha claridad en cuanto a su vida, sus objetivos, es más disperso, por eso es que estoy como decepcionado, son un poco pacatos. De los hombres que he conocido los brasileños son muy apasionados, he tenido mucha suerte con los extranjeros". 

Juan Pablo no ve su felicidad en Chile, por eso cree que Madrid o Miami son opciones para buscar su felicidad, estar contento con todo lo suyo, tener una familia y hacerlo posible. Ese es su plan de vida. Quiere una pareja, compartir su vida. 

Un mensaje: "Aprendamos a convivir, a respetar al otro, ser mejores personas, de ahí lo demás viene solo y ser claros en nuestras ideas, deseos, pensamientos y emociones". 

Pocos son los que se atreven y Juan Pablo de La Hoz es uno de ellos. 

jueves, 22 de septiembre de 2016

MusicAmor por Juan Carlos Herranz

Aquí nuestra nueva columna MusicAmor a cargo de nuestro prolífico y querido escritor periodista Juan Carlos Herranz, quien desde España nos entrega su primera reseña musical para La Revista Diversa.

El arte de amar de AMISTADES PELIGROSAS

Discográfica Avispa

El célebre dúo formado por Cristina Del Valle y Manu Garzón regresa a los escenarios con El arte de amar. La presentación del sexto álbum de Amistades Peligrosas tuvo lugar en la República Dominicana, un inolvidable 11 de abril, para deleite de miles de seguidores en todo el mundo, marcando así su esperado regreso a los escenarios y a los estudios de grabación, tras varios años dedicados a sus carreras discográficas en solitario. En esta ocasión los artistas firmaron contrato discográfico con Avispa y se presentaron junto al flamante videoclip del tema Resucítame que cuenta con escenas intercaladas de la película El discípulo.

El arte de amar incluye una revisión de grandes éxitos por todos conocidos, como Africanos en Madrid, Casi nunca bailáis e incluso una versión bachata de Me quedaré solo, y nuevos temazos como el mencionado sencillo Resucítame, una reinterpretación de la Biblia en la que se habla del amor entre Jesús y María Magdalena, o Te besé sin olvidar la excelente versión rap Seven seconds que los intérpretes hacen del número 1 de Neneh Cherry.

Resulta interesante destacar que Cristina Del Valle está considerada como una de las activistas más importantes de España, no en vano, su destacada labor altruista en contra de la violencia de género o en favor de los derechos del colectivo LGTB, es reconocida en toda Europa y América Latina. Cristina también ha dado conciertos por toda España y gran parte del mundo, tanto en solitario como con la Plataforma de Mujeres Artistas Contra la Violencia de Género, una agrupación que busca sensibilizar a la opinión pública sobre el tema, así como presionar a los dirigentes políticos para exigir una Ley Integral contra la violencia, organización que ella misma fundó en el año 2000 y que actualmente preside. Da gusto presentar el trabajo musical de artistas que, además de haber vendido millones de copias de sus álbumes, saben cultivar su alma ayudando a los demás. 


Copyright Dolores Pérez
Ya saben amig@s: El arte de amar. Buen ritmo con sabor solidario.
Te besé - 3:23 (Cristina del Valle / Juan Carlos Mendoza)
Africanos en Madrid - 3:32 (Yamil Z ./ Iván García Pelayo)
Resucítame - 3:13 (Iván García Pelayo / Lucio Herrera)
Me quedaré solo - 3:26 (Pedro González / Alberto Comesaña)
Tiempos rotos (7 seconds) - 4:28 (Nereh Cherry / Cameron Mcvey / Jonathan Sharp / Yossou N'Dour / Esmeralda Grao)
Casi nunca bailáis - 3:47 (A. Comesaña/Luis Carlos Esteban/Cristina del Valle)
En tu estación - 4:32 (Tontxu)
El viaje - 3:39 (Manu Garzón)
Te besé (ft. Sabor de Gracia) - 3:29 (Cristina del Valle / Juan Carlos Mendoza)



Juan Carlos Herranz

www.juancarlosherranzoficial.com

www.amistadespeligrosas.net



@AmisPeligrosas

martes, 20 de septiembre de 2016

Saludos Primer Aniversario: Undie Guy


Estamos de fiesta! Celebramos nuestro primer aniversario escribiendo la diversidad. Esta vez nuestro amigo Undie Guy desde Mumbai (India) nos envía, fiel a su estilo, un sexy saludo. Gracias Sal!!!

domingo, 18 de septiembre de 2016

Diversos: Robert Kelley (USA Perú)

La primera vez que hablé con Robert y le propuse contar su historia no lo pensó dos veces, me dijo que sí de inmediato ya que si podía inspirar a otros a ser visibles entonces valía la pena. 

Hace quince años Rob no tenía la más mínima idea que encontraría una pareja de otra nacionalidad, se encontraba en San Francisco cuando conoció a Marco a través de la web, un peruano mucho más joven que él de quien poco a poco terminó enamorándose. Marco regresó a Perú, pero ambos habían caído en la cuenta de que deseaban conocerse más, así que fueron amigos un par de años. Robert viajó a Perú para  visitarlo, luego siguieron las conversaciones en Skype, correo, chat pero vamos no eran lo mismo que estar en el mismo lugar. Marco volvió a Estados Unidos pero debido a esas cosas de la visa tuvo que regresar al Perú, así que decidieron rentar un lugar par hacer vida en pareja. Por esa época a Bob le ofrecieron jubilarse en el trabajo un poco antes y lo aceptó, era momento de estar más cerca de Marco, así que decidió vivir en un país totalmente diferente para estar cerca del amor. Si bien ahora no son pareja sí grandes amigos que están pendientes uno del otro y viven juntos.

Algunos hombres gay deciden hacerse visibles cuando jóvenes, porque hoy es más fácil que hace veinte años atrás, mientras que otros esperan el momento adecuado o tener más independencia económica, las razones pueden ser muchas y cada una válida, en el caso de Bob él empezó más tarde pasado los cuarenta, a una edad madura, cuando parece que ya todo está resuelto, en su caso no era así. Robert tuvo que armarse de valor para tomar las riendas de su vida, enfrentar la verdad de sus deseos y emociones dejando atrás una vida familiar con esposa e hijos.

Nativo de Arizona, Bob fue educado en un muy religioso entorno familiar, de los Testigos de Jehová, muy amorosa aunque conservadora en cuanto a lo diferente, por eso él fue muy hábil en ocultarse y pretender lo que no era. "Desde niño supe que me gustaban los niños como yo pero no podía hacer nada más que alejar esas ideas muy lejos de mi mente, a los diecinueve años cuando era misionero de la fe, una amiga que también era misionera como yo, llegamos a ser muy cercanos, era una persona muy especial, la pasábamos bien juntos, con bastante diversión, nos volvimos enamorados y el día menos pensando cuando todos empezaban a casarse decidimos hacerlo y empezar una familia. Éramos buenos cristianos así que no hubo sexo antes del matrimonio. Nunca lo intentamos, solo besos y abrazos. En la noche de bodas durante la luna de miel sabía que la amaba pero en el sexo no había pasión ni apetito sexual, fue muy extraño, pasó un tiempo para que finalmente lo hicieran".

¿Qué puede hacer un chico de 19 años casado con su mejor amiga que no le atrae en lo absoluto porque él es totalmente gay? 

Ya era demasiado tarde. Solo quedaba continuar siendo un buen esposo, un buen cristiano, un hombre de fe.


"Tenía que hacer que todo trabaje física y emocionalmente y hacer lo que se esperaba de mi, estuve bajo depresión al inicio de mi matrimonio porque no era feliz no era yo. Así que un día le dije la verdad que me atraía sexualmente los hombres pero que me había casado con ella, que no deseaba herirla sino ser honesto. Su respuesta fue que debíamos rezar, permanecer juntos y tratar que funciones. Lo hicimos".

Cuando Robert le dijo la verdad nunca pensó que ella lo rechazaría, estaba tan convencido de su religión que pensaba que acabaría todo hasta que la muerte los separe porque eso era lo que Dios quería. Debería aprender a vivir con ello, rezar, y luego Dios lo volvería heterosexual.

"Ser heterosexual. Rezar. Hacer las cosas correctas, pero nunca se fue, permaneció conmigo, nunca hablamos mucho de eso pero sabíamos que estaba ahí, Tuvimos hijos, una familia, hijos. Íbamos a la iglesia, me convertí en un ministro. Y mientras tanto luchaba con todos estos sentimientos quería cambiar frente a la gente que decía que esto es una decisión yo no estaba eligiendo ser gay sino ser heterosexual. Me preguntaba a mí mismo ¿por qué Dios me está haciendo cargar esta cruz? Mi pecado era haber sido creado gay, tener que luchar y vivir mi vida entera como heterosexual no era justo".

Robert empezó a buscar una explicación en las escrituras biblícas, la única verdad revelada para alguien que es Testigo de Jehová, y pensó que nunca llegaría a sentir el amor verdadero, parte de él no sabía qué hacer. La depresión le hizo entrar a la bebida, su primer bebé murió a los seis meses de nacido y eso causó mucho sufrimiento en ellos, al mismo tiempo los junto más. Con el tiempo llegaron más hijos, su esposa empezó a sufrir más problemas emocional, razón por la cual buscaron consejeros con quienes poder hablar de lo que estaba sucediendo.

"Mi esposo es gay, estoy enamorada de él, quiero que me encuentra atractiva, me ama pero no es lo que él quiere".

En la terapia de familia Robert descubrió que ser gay no era una elección tampoco algo malo y que en algún momento de su vida tendría una relación con un hombre porque era lo naturalmente correcto en él. Después de diecinueve años de casado Bob, quien para ese entonce tenía 38, tomó la decisión de separarse de forma amigable. Ni sus hijos, ni su familia o amigos supieron de su orientación sexual hasta que él decidió abandonar la iglesia y salir del closet sin miedo ni vergüenza, contarles a los más cercanos lo que estaba pasando. Para su hijo mayor no fue un problema saber que su papá era gay, en cambio su segunda hija sufrió más con el divorcio, a la niña de siete años no le dijeron nada. Era el momento de hacer lo que deseaba, de Las Vegas se mudó a Chicago, con el mismo trabajo para una compañía del gobierno haciendo mapas.

"No sabía nada acerca del sexo con otros hombres, aunque claro eso viene de forma muy natural (risas), tenía miedo porque mucha gente había muerto de SIDA, ahora todo es diferente. Durante muchos años de odiarme por tener estos deseos desarrollé una homofobia interna, que  la seguí teniendo después de separarme, por eso tenía miedo hacia los drag queen, travestís o cualquiera que que no se viera masculino o que se viera demasiado gay. Demasiados prejuicios con los cuales trabajar, hice dos cosas para lidiar con ese problema, en Las Vegas existe una asociación de vaqueros gay, me uní a ellos, fui a sus reuniones donde la gran mayoría no eran cowboys, y lo primero que hice fue ayudar en el desarrollo de financiamiento para ayudar a los enfermos de SIDA, encontré muchos drag queen y aprendí a convivir con ellos, ayudé en la organización y esa interacción con hombres como yo fue quitando los prejuicios de mi cabeza".


¿Qué es ser un hombre? La única forma de ser uno en el caso de Robert provenían de su familia religiosa y de la sociedad. La homofobia fue desapareciendo conforme se daba cuenta de la gran diversidad a su alrededor, fue a bares gay, el hecho de no tener experiencia con hombres, no ser un buen amante o demasiado atractivo no le hacían favor a su autoestima. 

"Recuerdo que un día me encontraba en una playa gay cerca a Las Vegas, un día sin mucha gente, sentado en mi carro viendo el amanecer de pronto vi a esta hombre guapo acercándose, se detuvo y empezamos a charlar, estábamos en medio del desierto, nos fuimos en su camioneta tipo tienda de campaña y esa fue la primera vez que tuve sexo con hombre, algo maravilloso, nunca pensé que tener esa clase de contacto pudiera ser tan apasionante y electrificante, al revés que con mi ex esposa lo cual fue un deber esto era algo nuevo que debía aprender. Él era un hombre con el gusto por la música country, que a mi padre también le gustaba pero nada que ver conmigo, pero esa noche bajo las estrella terminé enamorado de la música country cuando escuché a K.D Lang, quien luego salió del clóset como lesbiana, todo era tan romántico. Era algo que no se volvería a repetir, pienso que él tenía pareja, fue tan bello y especial conectarse con alguien de esa forma". 

Robert sonrío durante una semana, feliz y contento de ese primer encuentro que le hizo saber que nada estaba dicho en la búsqueda del placer y la felicidad, estaba viviendo lo que se conoce como adolescencia tardía. Luego conocería a alguien más con el cual tuvo una relación de algunas semanas y con quien todavía son buenos amigos hasta la fecha. Robert todavía no estaba preparado para ser enamorado o novio, sino ser un adolescente y disfrutar su cuerpo. 


Hasta ese momento siempre debía estar con unas copas encima para armarse de valor y coquetear con un hombre. El trago devino en un problema adictivo, por las noches bebía tanto que al día siguiente no recordaba nada hasta el punto de tener sexo con riesgo o con gente que no le gustaba en absoluto. Decidido a hacer un alto recurrió a una consejera quien lo ayudó mucho a salir del atolladero y con la cual mantiene una linda amistad. Porque a veces años de cargar basura emocional que te conduce a tomar drogar o tomar las elecciones equivocadas por tanto dolor del pasado que no es tu culpa requiere que alguien profesional te aconseje en ese difícil camino que luego tú deberás hacer solo. 

A su 62 años Robert lleva más de veinte sin haber tomado ni una sola gota de alcohol.
“Sobrio del todo pude tener control de mis actos y emociones, tuve algunos enamorados o parejas, algunos todavía son amigos, mi vida cambió de ser extremadamente conservadora a ser más progresista y abierta, después de salir del armario pude viajar a Europa y Asia porque antes solo había salido a Canadá y Tijuana. En el trabajo fue un poco molesto porque hubo gente que me conocía de una forma y ahora era un hombre abiertamente gay, algunos no supieron cómo enfrentarlo, otros continuaron siendo amigos, pero tuve un jefe quien hablaba mal de los mujeres y los gays, en esa compañía eléctrica nunca tuve un ascenso y nunca podía hablar nada gay porque el matrimonio era ilegal, un par de veces fui amonestado por simplemente promover los derechos gay, no me quedaba otra que ser cuidadoso. En público mi jefe decía que si todos somos iguales pero en privado no, lo cual se parece mucho a varios políticos (risas). Nunca lo fastidiaron realmente porque era un buen administrador y le proveía dinero a la empresa, siempre traté de ser muy buen profesional, respetar a todos como eran y ser bueno, pero decidí jubilarme más temprano en el año 2010, ahora soy un residente legal aquí con un ingreso fuera del país”.  

Hay una frase que dice “el hogar es donde tu corazón está” y Robert ama su país así como Perú. En ambos ha encontrado buena gente y amigos, aunque si algo quisiera ver ya es la igualdad de derechos, ve con aprecio que más gente asuma la visibilidad temprano, porque hay que ser valiente para podrías enfrentar la discriminación, violencia u homofobia. Espera que esto cambie pronto en Perú sobre todo con el compromiso de los activistas, de la comunidad LTGB, de los congresista gay electos. No es un activista porque la ley peruana no permite que los residentes extranjeros salgan en protesta, en cambio sí ha marchado en el día del orgullo. Diez años atrás sus amigos peruanos no salían al día del orgullo tan solo a las discotecas o la diversión, hoy en día sí: pobres y ricos, todos.

“La gente joven tiene menos líos con el tema de ser gay, y son más tolerantes, ahí se dará el cambio, alrededor nuestro países como Argentina, Chile, Brasil e incluso Ecuador están en el proceso de construir sociedad más abiertas a la diversidad”.


Justo la entrevista fue una semana después de la masacre de la discoteca Pulse en Orlando: “Me afectó mucho, es algo horrible, nadie se merece eso. Mi país es uno de los más avanzados en muchas cosas pero todavía hay personas tan ignorantes con tanto odio, es muy fácil comprar armas y volverse loco para hacer esa clase de daño, es muy triste. Me molesta mucho que se produzca ese ataque contra nosotros. Esto no fue un caso de terrorismo sino un hombre gay homofóbico que compró armas y disparó a personas que socializaban, solo por odio. No debemos olvidar que aquí se han dado casos de crímenes contra personas trans”. 


"No he tenido problemas no soy una persona muy expresiva en mis afectos fuera de mi casa, salvo alguna vez con Marco en la marcha gay o en taxi, pienso que le simpatizo a la gente que les caigo bien pero cuando se enteran que soy gay como que se enfrentan a sus propios temores. Yo soy un viejo gringo loco conservador (risas)".

sábado, 17 de septiembre de 2016

El regreso de JimmyHitch: Censurados, esas fotos no van

Es un hecho que la ética periodística es muy importante, de eso no queda la menor duda. Y funciona quizá cuando el mensaje es demasiado fuerte o chocante, ¿pero frente a qué temas deben los medios promover la censura o en cuáles no? Se habla de ética pero en una época era inevitable ver cada mañana en los kioscos las mórbidas portadas de los diarios chicha que promovió el fujimorismo en sus épocas de gloria. ¿Qué imágenes veíamos en un diario sensacionalista? El primer plano sangriento del hecho noticioso donde la consigna parecía ser mientras más chocante mejor, ¿pero acaso el periodismo no debe informar con la verdad?

Sobre la censura,y sobre el limite de lo artístico, lo erótico y lo obsceno o pornográfico ¿Quién pone los parámetros y en qué casos, bajo que criterios? ¿Debe o no existir la censura? ¿Depende del tipo de publicación? Y ahora vemos que en las redes sociales, donde parecería existir una gran libertad, plataformas como Facebook o Instagram han censurado desnudos demasiado explícitos o que muestran los genitales. Los medios de comunicación se valen muchas veces de una franja o en el caso de la TV pixeles; mientras que en las redes sociales las fotos denunciadas son eliminadas.

A saber: los tres ejes fundamentales que condicionan la censura del contenido compartido en Facebook son los desnudos, el lenguaje que incita al odio y la violencia o contenido explícito. Desde nuestro punto de vista estamos de acuerdo con el segundo y el tercero, sin lugar a dudas, pero en el primer caso ¿cuándo es que un desnudo que no reúne las característica para ser pornografía hiere la sensibilidad del público? ¿Es Facebook una red social conservadora? ¿Por qué obras de arte y material de interés general, que como cita la versión online del diario El Comercio: "pueden ser apropiadamente contextualizados y valorados por el público" tienen que pasar por el filtro de la censura?

¿Cómo es la censura al desnudo en tiempos de Facebook? ¿Qué es considerado material obsceno o adulto? ¿Es que acaso vivimos en una sociedad todavía demasiado moralista o conservadora frente al desnudo? Viene al caso comentar algo que ocurrió en abril del 2007 y que ocupó las portadas de los diarios gringos como el New York Post ¿qué pasó? La culpa la tuvo una foto colgada en el dormitorio del gobernador sacado del closet Jim McGreevy. No era la foto de sus familiares o de su gato o su perro o de un lindo paisaje, nada de eso, el gobernador consciente de sus gustos colocó un calato bello y artístico, la más reciente adquisición de su pareja Mark O'Donell que le costó tan solo 3000 verdes. La foto en cuestión comprada a la Yossi Milo Gallery pertenecía a la serie de fotos "Amigos gay desnudos" o Naked Gay Friends del fotógrafo Richard Renaldi. El hecho es que hasta allí todo normal porque yo o el vecino y hasta Tongo puede colgar lo que se le antoje en sus paredes solo que la hija de 5 años, fruto de su ex relación heterosexual, de McGreevy encontró la foto en una de sus visitas parentales. Ni corta ni perezosa la niña le comentó a la madre y está calificó a su ex de un padre inclasificable.




Un simple hecho doméstico destapó los comentarios de una nación americana todavía a veces puritana y conservadora, ¿debió acaso el pobre gobernador tapar las partes íntimas del modelo o explicarle a su hija lo que es el arte? ¿Acaso no vemos peores cosas en la tevé? La belleza en el desnudo es muchas veces mal entendida o poco apreciada peor aún el erotismo, el retrato de Seth Boyd que adornaba el aposento de McGreevy fue tomado en el año 2000 a las orillas del Lago Michigan cuando Renaldi y su novio por nueve años fueron a tomar vacaciones. Respecto a la foto de su novio en pelotas Renaldi afirmó Si es un retrato adorable, dejando claro que no ve nada de malo en la desnudez. En pos de la defensa de sus derechos y apelando a una supuesta moral y decencia la madre de la niña, Dina Matos, llegó a más pidiendo la custodia total de su hija con el argumento de qué clase de padre tiene la "enorme fotografía de un hombre desnudo", ¿no habrá visto las esculturas de Miguel Angel o las pintura de Da Vinci?, pero seguro que sí las de Brittney al destape. La madre incluso argumentó que debe prohibirse que Jaquelinne, la hija de ambos, duerma en la misma cama con su padre y su novio, al que calificó de tercera fiesta, esto huele a homofobia o intolerancia ¿no qué no?

Por su parte McGreevy reclamó a la corte que a su ex le daba el tema gay por eso la explicación a su conducta, al poco tiempo ella público su libro "La pareja silenciosa" tratando de acallar la sospecha de homofobia en su contra. Finalmente McGreevy descolgó de motu propio la foto que tanto dolor de cabeza le dio y afirmó que su hija no dormía en la misma cama que sus padre y su pareja. ¿Y si el cuadro hubiera sido el de una chica simpática? No sabemos si el gobernador conserva todavía el retrato desnudo si lo vendió u ocultó en el closet más profundo. La foto superior muestra a Seth Boyd con la franja censuradora que le colocó el New York Post, no te mostramos el original porque la plataforma blogger nos colocaría un aviso de advertencia de contenido, una sanción que les haría a muchos visitantes pasar de largo así que preferimos no arriesgarnos.

Otro caso fue el del artista norteamericano Michael Breyette quien en el año 2010 fue objeto de la censura. El escribió un post en su blog al que título ¿Cuándo una objeción al desnudo deviene en un desorden mental? donde él explicaba cómo una de sus fotos donde él aparecía desnudo echado sobre su cama fue eliminada ipso facto por Facebook. Todo empezó cuando el artista Paul Richmond le pidió ser parte de su serie Cheescake Boys (que consistía en recrear alguna fotos de las personalidades o artistas seleccionados) a lo que Mike respondió con la foto en cuestión. La foto en cuestión no era escandalosa, pornográfica o incluso erótica sino más bien cándida o sexy. En la misma tan solo se podía ver a lo mucho las nalgas de un pensativo Breyette (ni siquiera un gesto pícaro) pero no un primer plano de la raja de su trasero. Sin embargo, esto no pensó la mujer que puso una denuncia a la foto por considerarla obscena. ('?) Esta mujer seguía el fanpage de Michael y sabía perfectamente el tipo de arte que él hace un arte que celebra el desnudo de la belleza masculina, pero en aras de lo que considera su moral y buenas costumbres decidió mentir y reporto la foto.

Otro caso fue hace ya un tiempo atrás en tierras o mejor dicho aguas españolas. Corría el año 1993 cuando la revista Interviú, famosa por sus calatas femeninas en sus portadas, publicó un especial de dos páginas a full color mostrando al por entonces sex symbol o latin lover Bertín Osborne en cueros retozando en cueros junto a su novia. "Más bueno que el pan", así vendía el artículo con el cantante, que hoy triunfa como presentados de TV española con el programa "En la tuya o en la mía", dando cuenta de sus hasta ese momento nunca antes vistas dotes anatómicas. En esta caso Interviú se atrevía a mostrarlo también en un recuadro en la portada.




¿Cuál es el problema acerca de la desnudez? ¿Acaso el arte desde hace siglos no ha retratado a hombres y mujeres en sus trajes de nacimiento? Cierto que una plataforma como Facebook puede tener estándares que permitan la desnudez. En los parámetros de Facebook y Twitter eso significa que no se puede mostrar los genitales o muy cerca a los vellos, la línea del trasero y los pezones femeninos. ¿No debería Facebook establecer mejor qué es para ellos pornografía y erotismo? Son muchos los casos de artistas que tuvieron que colocar una franja de censura en sus fotos para que sus fanpage no sean eliminadas o no se les ocurra a cualquier persona meterles una denuncia por infracción a las normas de la red social. En vista de esta censura, muchos decidieron usar otros espacios de la web como Instagram, donde también han tenido el mismo problema o Twitter, que tiene la opción personal de establecer tu mismo si el material es demasiado sensible.

Otro caso que hace pensar que Facebook debería revista su extrema dureza con las políticas y estándares en relación a los desnudos es el de haber suspendido varios perfiles de usuarios por el solo hecho de compartir imágenes de dos mujeres indígenas con los senos al aire libre, como es su ancestral costumbre. De esto alertó el portal web de noticias y sátira New Matilda, pero así como estos han sido muchos los casos de censura desde que nació esta red social.

¿Cuáles son las nuevas normas de Facebook? Aqí el detalle

"Hoy ofrecemos con mayor detalle y claridad qué está permitido y qué no en Facebook", escriben Monika Bickert, responsable de política global y Chris Sonderby, consejero general adjunto en la sala de prensa online de la red social. "Por ejemplo, especificamos qué queremos decir exactamente con desnudez o qué entendemos por discurso de odio. Nuestra política y nuestros estándares no cambian, esto es solo una actualización como respuesta a una demandan popular".

Desnudos: "Se eliminarán fotografías de genitales y las que se centren en las nalgas. También restringiremos algunas imágenes de pechos femeninos incluidas aquellas con pezones. Aunque se permitirán las imágenes de mujeres que demuestren su vinculación con movimientos que abogan por la lactancia o las que reproduzcan pinturas y esculturas basadas en el desnudo. Fotografías que muestren actos sexuales o descripciones minuciosas de estos actos serán eliminadas".


Discursos de odio: "Se mantienen las actuales normas, es decir, se bloquearán discursos de odio incluidos aquellos que ataquen a otras personas por su raza, su etnia, su nacionalidad, su religión, su orientación sexual, identidad de género, por sus discapacidades o porque sufran determinadas enfermedades. Sin embargo, Facebook permite la sátira, el humor y los comentarios sociales respecto a estos temas. Solo en el caso de que se especifique claramente, se podrán publicar ejemplos de discurso de odio para su denuncia o para concienciar a determinadas comunidades".

Actividades criminales: "En este momento la red social ya prohibe celebrar cualquier tipo de crimen, pero se añade que se permitirán aquellas páginas que abogen por la legalización de algunas actividades ilegales".

Acoso: "Se eliminarán las imágenes que se comparten por placer sádico y aquellas que glorifiquen la violencia".

¿La censura en el internet es más una cuestión que se ampara bajo la esfera de lo moral, de la ética? ¿Hasta dónde puede o debería llegar un artista o un ciudadano común al momento de mostrar su arte o su vida privada que ahora es ya pública?

Estreno Teatro Peruano: Creo en un solo Dios

El Centro Cultural de la Universidad del Pacífico presenta la obra Creo en un solo dios, de Stefano Massini y dirigida por Nishme Súmar; con las estupendas actuaciones de tres grandes actrices: Urpi Gibbons, Jely Reátegui y Kareen Spano. Un drama fuerte que cuestiona a la humanidad y el conflicto bélico israelí palestino.

Creo en un solo Dios es la historia entrelazada de tres identidades, tres maneras de ver el mundo. Tres mujeres en guerra. Tres mujeres lejanas entre sí por edad, fe, cultura, condición social. Tres mujeres a las que el destino impedirá conocerse, aún si las pone frente a frente en el momento de su muerte. Una profesora de historia judía, una militar del ejército de los Estados Unidos y una joven estudiante palestina.

Si eres de los que te gusta el teatro tienes que verla ya.

Días de función: jueves, viernes, sábados y lunes a las 8:30 p. m. Domingos a las 7:00 p. m.

Lugar: Teatro de la Universidad del Pacífico ubicado en Jr. Sánchez Cerro 2121, Jesús María.



Entrada general: S/. 50.00

Niños / estudiantes / jubilados: S/. 25.00

Lunes populares: S/.35.0

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Aproximaciones al desnudo masculino en el cine

¿Cuántas veces has visto un desnudo masculino en la pantalla grande? La lista de actores que han tirado las ropas a un lado para cumplir con las exigencias del guión no es muy larga, en comparación a la femenina, pero ellos han demostrado que pueden mostrarse como adanes en el paraíso. El desnudo es intrínseco al arte y no podía estar ausente en el cine.

Algunos actores empezaron a mostrar la piel tímidamente, con recato y pudor sobre todo teniendo en cuenta que en los inicios de la industria cinematográfica los grandes estudios rechazaban un desnudo frontal de hombres, a diferencia de sus pares mujeres. El écran ha servido para que el erotismo, la pasión y el amor se develen por completo y los actores no han sido ajenos a demostrarlo.

¿Por qué la censura? ¿Todo desnudo masculino es trasgresor? ¿Para el espectador promedio es más fácil ver un desnudo femenino que uno masculino? Las respuestas son el machismo, los prejuicios y tabúes mezclados con la moral religiosa de un público conservador frente a las libertades sexuales. En el cine la igualdad en el destape se ha producido más rápido que en la TV donde recién los espectadores han tenido que esperar al presente 2015 para ver en la serie #TheAffair un pene en la cadena ShowTime en un horario más estelar. Ya el actor Kevin Bacon, quien también figura en nuestra lista, creó el hashtag #FreeTheBacon en protesta por la falta de desnudos masculinos en cine y televisión reclamando por la desigualdad en el desnudo.

Todos hemos sido testigos de cómo el cuerpo femenino ha sido objeto de deseo de muchos espectadores durante décadas y se ha mostrado con gran naturalidad, sin tanto revuelo ni escándalo ¿Por qué tanto aspaviento frente al desnudo masculino? ¿es más comercial ver el cuerpo de una mujer que de un hombre? Directores de avanzada para su época como el italiano Pier Paolo Passolini (“Teorema”, “El decamerón”, “Saló”), Ken Russell (“Mujeres enamoradas”, “Los demonios”), Derek Jarman (“Sebastiane”), Paul Morrissey (“Heat”, “Trash”) o James Ivory (“Una habitación con vistas”, “Maurice”), no tuvieron inconveniente alguno para enseñar totalmente desnudos a sus protagonistas. 

El cine europeo fue siempre más liberal y de avanzada, siendo así que algunos directores se atrevieron a mostrar no solo desnudas a las actrices sino también a los actores en escenas muy eróticas sobretodo a partir de los setentas con el advenimiento de la revolución sexual. Gerard Depardieu en Francia o Fabio Testi en Italia se erigieron como los auténticos sementales de carne y hueso, símbolos sexuales que no dudaron en desvestir más que su alma para gozo de sus fans. 

Cine europeo como el de Bernardo Bertolucci, Lars Von Trier, Paul Verhoeven, Danny Boyle, Tinto Brass, Pedro Almodovar o Eytan Fox es prueba irrefutable que el cine y el desnudo van de la mano dentro del universo de sus autores. Sin embargo, existen algunos actores americanos que se han atrevido a desafiar los cánones, tal es el caso de Richard Gere (“American Gigoló”), William Petersen (“Vivir y morir en L.A.”), Russ Meyers (“Vixen”), Harvey Keitel (“Teniente corrupto”, “El piano”), Bruce Willis (“El calor de la noche”), Jude Law (“El talento de Mr. Ripley”), Edward Norton (“American History X”), Peter Sarsgaard (“Kinsey”), Kevin Bacon (“Juegos salvajes”) o Geoffrey Rush (“Quills”).

Bernardo Bertolucci nos entregó a inicios de los años ochenta una hermosa película en la que dos actores de peso en su mejor momento Robert De Niro y Gerard Depardieu en “Novecento” se masturban juntos. En esta década “Ken Park” co-dirigida por Larry Clark, mostró una fabulosa escena de onanismo en la que un chiquillo se excita oyendo los gritos de las jugadoras en un partido de tenis femenino. Y los actores de “¿Hacemos una porno?” no se quedaron atrás. 

Luego de la dictadura de Franco el cine español se destapó y es uno de los que más ha retratado al cuerpo masculino con o sin connotaciones sexuales libre de censura alguna, títulos los hay de sobra: “El perro” de Antonio Isasi, “Arrebato”, de Iván Zulueta, “Lucía y el sexo” de Julio Medem, “La distancia” de Iñaki Dorronsoro, “Jamón, Jamón” de Bigas Luna, “Más que amor, frenesí” de Alfonso Albacete y Miguel Bardem, “Novo” de Jean-Pierre Limosin, “El crimen de Cuenca” de Pilar Miró, las películas de Eloy De la Iglesia (“Colegas”, “Navajeros”, “El diputado”, “Los amantes Bulgaros”), Almodóvar (“La ley del deso”, “Carne Trémula”), “Y tu mama también” de Alfonso Cuarón.

Ya en el presente siglo filmes como “Watchmen” (2009), uno de los personajes el Dr. Mahanttan (Billy Cudrup), se pasea por la película totalmente desnudo mostrando sin pudor sus atributos digitales, un filme de Zack Snyder que hizo polémica al mostrar un pene aunque azul de forma explícita en una producción apta para todo público. En el plano psicológico ¿Acaso el rechazo al desnudo masculino en el cine se deba al hecho de que esos cuerpos armoniosos no se parezcan en nada los nuestros? ¿Miedo a ciertos deseos homoeróticos reprimidos?


Tradicionalmente se nos ha enseñado que el desnudo femenino si nos puede contar o decir algo, transmitir una sensación, hacernos sentir la belleza pero ¿y el cuerpo masculino solo perturba? Sería bueno que como primer paso reconozcamos la belleza de un hombre en el más puro concepto de su aspecto físico y estético, tal vez algo difícil para el público heterosexual machista aunque no en el segmento de la diversidad sexual y las mujeres.

Acá nuestro selección con algunos de los más representativos en todos los aspectos ya sea por su físico, atractivo, humor o ingenuidad. Si no está el tuyo ¿qué esperar para comentar y agregarlo?

Oliver Reed: “The Devil’s”
Sam Elliott: “The Legacy”
Eusebio Poncela: “Arrebato”
Craig Wasson: “Ghost Story”
Sam Neill: “Possesion”
David Naughton: “An American werewolf in London”
Terry O’Quinn: “The Stepfather”
Jeff Fahey: “Psycho III”
Fabio Testi: “El Jardín de los Finzi Contini”
Tim Robbins: “Jacob’s ladder”
Christian Bale: “American Psycho”
Laurence Fox: “The Hole”
Cillian Murphy: “28 days after”
Willem Dafoe: “Anticristo”
John Heard: “Cat People”
Cast: “The Covenant”
Harvey Keitel: “Bad Lieutenant,” “The Piano”
Vincent Gallo: “Brown Bunny”
Ensemble: “Shortbus”
Billy Cudrup: “Watchmen”
Michael Fassbender: “Shame”
Ewan McGregor: “The Pillow Book” y “Young Adam”
Jason Segel: “Forgetting Sarah Marshall”
Cast, “Caligula”
Jaye Davidson:”The Crying Game”
Mark Wahlberg: “Boogie Nights”
Richard Gere: “American Gigolo”
Viggo Mortensen: ‘Promesas del este” y “The running man”
Daniel Craig: ‘Love is the Devil’
Vincent Cassel: ‘Irreversible’
Bradley Cooper: ‘Bending All the Rules’
Jan-Michael Vincent: “Buster and Billie
Franco Merli: “Las Mil y una noches” y “Saló o los 120 días de Sodoma”
Kevin Bacon: “Wild Things”
Patrick Deware: 
Tom Hardy: “Bronson”
Bruce Willis: “El color de la noche”
Eduardo Noriega y Leonardo Sbaraglia: “Plata Quemada"
Jason Segel en Forgetting Sarah Marshall

martes, 13 de septiembre de 2016

El regreso de JimmyHitch: De cómo salí del closet

Porque salir del closet en el trabajo es una decisión tuya y de nadie más. 

"¿Qué le espera a un joven y talentoso bachiller en Comunicación Social que acaba de terminar la carrera en una universidad de provincia?", fue lo primero que me dijo Jacobo a la cara el día de nuestra entrevista acerca del tema de la unión civil. "Ah, por si acaso ya enviamos nuestra foto para que la suben donde las parejas reales, para que todos sepan que nosotros existimos y al diablo con lo demás porque quien vive tu felicidad es uno mismo, ¿no?", agrega con una sonrisa orgullosa de saber que está haciendo lo correcto.

Y entonces acomodándose de nuevo en el mueble me cuenta otra parte de su historia...
Corría el año 2001 y tras doce meses de arduo trabajo elaborando su tesis sobre crítica de cine, que le costó una profunda investigación, no pocos desvelos, algunos dolores de cabeza por el retraso y un presupuesto abultado, Jacobo decidió que era ya hora de salir del norte para iniciar su aventura en la ciudad capital. El hecho es que terminó su tesis, se graduó con honores y cuando tuvo el título en sus manos pudo sentir que el reto había válido la pena. Había cumplido otra meta y otras le esperaban por delante.

Los padres de Jacobo vieron con orgullo a su único hijo convertirse en un profesional con todas las de la ley. Pero lo que no sabían ellos era que había algo más allá y que ese ferviente deseo de ir en búsqueda de otros rumbos no tenía tan solo una razón, la de conseguir un mejor campo de oportunidades sino también de vivir a plenitud una orientación sexual que había reprimido durante años. Ahora quería conocer gente como él y por qué no tener un enamorado, una pareja, un novio o un amante.

Y así lo hizo porque la noche en que subió al bus no miró para atrás, el futuro lo esperaba con ansias. Para ese entonces, enviar correos a diversas páginas web solicitando un puesto de redactor había funcionado más que bien y el gerente de una de las mejores le respondió que Lima Gay era suya. ¿Acaso estaba soñando?

"Creo que lo que me ayudó a salir más rápidamente del armario fue obtener un trabajo periodístico que tenía que ver con el tema gay, eso como que me dio la confianza necesaria porque dentro de mi primer ambiente de trabajo no vi prejuicios y para esa época fue bastante innovador, me atrevería a decir que hasta pionero, luego no he visto ninguna sección parecida". Jacobo afirma que el closet en el trabajo nunca existió y que si existió lo trajo abajo, aunque para su casi esposo Carlos todo fue diferente, una historia de la que prefiere hablar cuando él regrese por la noche, si es que yo acepto quedarme y seguir conversando.

A pesar de su buena experiencia, Jacobo sabe ser visible es una decisión que debe ser cuidadosamente analizada primero porque no sabes el tipo de reacciones que podrán generarse en tu entorno más cercano y lo dice no solo por la cuestión laboral sino por los amigos, familiares y la sociedad. "Porque salir del closet en el trabajo es una decisión tuya y de nadie más, pero es una forma de sentirse completo y feliz llevando una vida normal como la de cualquiera. ¿Acaso tus compañeros de trabajo heterosexuales no se ufanan de sus novias y trampas? Ser visible, estoy seguro, ayuda mucho a confiar en la responsabilidad de mostrar lo que somos para alejar un poco más la intolerancia, discriminación y homofobia. Y aunque actualmente hay empresas que protegen la diversidad no son la gran mayoría porque hay gente que ha sido despedida de la nada y aquí no pasa nada, ¿acaso no debería protegernos el Estado, no somos ciudadanos que aportan como todos los demás?"

Jacobo es vehemente y apasionado, es quien es y eso lo hace más humano y más íntegro porque la verdad es la única que nos puede hacer libres. "A fin de cuentas hay que enseñar a los heterosexuales a convivir con la diversidad y hay que tener valentía para asumir tu preferencia en un país como el nuestro. En mi trabajo como periodista en Lima me respetaron y me hicieron sentir uno más del grupo y creo desde ese momento haberme ganado el respeto en los diferentes trabajos que tuve tanto de mis jefes y compañeros que me valoran como soy, aunque no siempre puede afirmarse lo mismo de todos, pero allí estamos dándole con fuerza para abrir las mentes y hacer un espacio para tod@s. Ojalá tuviéramos más Andersons Cooper, no por lo guapo, sino con agallas para enfrentarlo todo aquí y ahora. Ojalá haya políticos, hombres de negocios, emprendedores, ejecutivos, más gente que quiera ser visible y romper todos esos estereotipos y prejuicios".

Son casi las nueve de la noche, hemos conversado por espacio de dos horas y media, Jacobo mira su reloj, es hora de terminar la conversación, volver a casa. No me cabe duda que las cosas han cambiado mucho con respecto a diez años atrás, pero todavía hace falta mucho para seguir desterrando los miedos y prejuicios. Y me pregunto ¿cómo fue en mi caso esto de ser visible? Pero será motivo para otra columna, por ahora debo salir antes que el tráfico de Lima me atrape.